Preparación para la biofabricación de un nuevo tratamiento con linfocitos T-CAR contra los tipos de cáncer de células B

Ilustración digital de la inmunoterapia con linfocitos T con receptor quimérico para el antígeno (CAR), un proceso en desarrollo para tratar el cáncer. Las bolas multicolores con picos representan los virus que se adhieren al linfocito T azul.

Los investigadores de Mayo Clinic desarrollaron un nuevo tipo de tratamiento con linfocitos T con receptor quimérico para el antígeno (tratamiento con linfocitos T-CAR) destinado a destruir los tipos de cáncer de células B que reaparecieron y ya no responden al tratamiento. Esta tecnología pionera, diseñada y desarrollada en el laboratorio del Dr. Hong Qin, eliminó tumores de células B cultivados en el laboratorio y tumores implantados en ratones modelo. Los hallazgos preclínicos se publicaron en la revista Cancer Immunology, Immunotherapy.

Imagen del Dr. Hong Qin
Dr. Hong Qin

"Este estudio demuestra que nuestro tratamiento experimental con linfocitos T-CAR ataca varios tipos de cáncer de sangre, específicamente la leucemia linfocítica crónica", afirma el Dr. Qin. "Actualmente hay seis tratamientos diferentes con linfocitos T-CAR aprobados para el tratamiento de tipos de cáncer de sangre con recaída. Si bien los resultados son sorprendentes, no todas las personas responden a este tratamiento. Nuestro objetivo es ofrecer tratamientos con linfocitos novedosos adaptados a las necesidades individuales de cada paciente".

El equipo del Dr. Qin desarrolló un tratamiento con linfocitos que ataca una proteína conocida como receptor del factor de activación de células B (BAFF-R) que se encuentra en pacientes con tipos de cáncer de células B, en particular los que tienen leucemia linfocítica crónica. La proteína BAFF-R está relacionada con el crecimiento tumoral. El tratamiento con linfocitos que se está investigando permite al sistema inmunitario combatir el cáncer y atacar tumores que reaparecieron o se resistieron a los tratamientos con linfocitos T-CAR disponibles.

"Nuestro equipo desarrolló un método para aislar linfocitos T y células tumorales a partir de muestras de sangre de tres pacientes con leucemia linfocítica crónica. Generamos linfocitos T-CAR que atacan a la proteína BAFF-R a partir de las muestras individuales y luego demostramos en el laboratorio que estas células modificadas genéticamente podían eliminar tumores mediante las propias células de los pacientes", explica el Dr. Qin. 

Los resultados de esta investigación inicial sientan las bases para un hito importante: Mayo Clinic llevará a cabo la biofabricación de este tratamiento experimental con linfocitos T-CAR en su sede de Florida. El equipo de investigación destinará los linfocitos T-CAR a un ensayo clínico de fase 1 para evaluar la seguridad y definir la dosis del tratamiento en seres humanos. 

Según los resultados del ensayo clínico de fase 1, el tratamiento podría tardar entre 5 y 7 años en estar disponible para los pacientes en la clínica.

El Centro de Bioterapias Regenerativas de Mayo Clinic, en colaboración con la División de Hematología y Oncología Médica de Mayo Clinic en Florida y el Centro Oncológico Integral de Mayo Clinic, apoya la administración de nuevos tratamientos con linfocitos a pacientes con enfermedades complejas.

Transformación de la atención médica oncológica

El tratamiento con linfocitos T-CAR es una inmunoterapia regenerativa que pretende liberar el poder del sistema inmunitario del organismo para atacar el cáncer. Los linfocitos T de los pacientes se separan de la sangre, se modifican genéticamente, se producen en masa y se devuelven al organismo para destruir el cáncer. 

Los tratamientos experimentales lograron resultados transformadores; en algunos casos produjeron una remisión de los linfomas de células B y las leucemias. Sin embargo, los tumores de leucemia y linfoma pueden cambiar con el tiempo y volverse resistentes a los tratamientos, lo que provoca una reaparición o recidiva del cáncer. En el 40 por ciento de los pacientes, el cáncer reapareció dentro de los dos años de recibir el tratamiento con linfocitos T-CAR.

Biofabricación en la sede

Esta tecnología que ataca a la proteína BAFF-R es el primer tratamiento con linfocitos T-CAR que se desarrolla en Mayo Clinic y cuya biofabricación se realiza en la sede. Las ventajas de la biofabricación en la sede son la posibilidad de ajustar las dosis, individualizar los tratamientos y entregar las células al paciente con mayor rapidez.

Imagen de la Dra. Julie Allickson
Dra. Julie Allickson

"La piedra angular de la estrategia de biofabricación de Mayo es acelerar la incorporación de nuevos medicamentos prometedores a partir de fuentes humanas, como las células, para la atención médica de los pacientes. La biofabricación de linfocitos T-CAR es una prioridad importante, ya que puede ayudar con la recuperación de los pacientes con pocas o ninguna otra solución", afirma la Dra. Julie Allickson, directora de Michael S. y Mary Sue Shannon del Centro de Bioterapias Regenerativas. "Estamos muy entusiasmados por alcanzar este punto de referencia de la biofabricación del primer tratamiento con linfocitos T-CAR desarrollado por los investigadores de Mayo Clinic". La Dra. Allickson es también la directora de Otto Bremer Trust, Biofabricación y Desarrollo de Productos, Centro de Bioterapias Regenerativas.

Mayo Clinic está ampliando sus instalaciones de biofabricación en las tres sedes para trasladar rápidamente los tratamientos con linfocitos del laboratorio a los ensayos clínicos en etapa inicial. A partir de entonces, Mayo espera colaborar con la industria para llevar las nuevas inmunoterapias regenerativas a la atención médica clínica de rutina en beneficio de los pacientes de todo el mundo.

— Susan Buckles