En sus más de 150 años de funcionamiento, Mayo Clinic ha contribuido enormemente a la práctica médica, a la investigación sobre la salud y a la educación de los futuros profesionales médicos. La muestra más difundida de su labor quizás sea su práctica grupal, integrada y multidisciplinaria, conocida como el modelo de atención médica de Mayo.

El logro más obvio de Mayo podría ser el Premio Nobel por el descubrimiento del cortisol.

No obstante, los aportes más recientes muestran la respuesta de Mayo Clinic al cambiante ecosistema médico. Las mejoras en los dispositivos, la utilización de las oportunidades digitales y la atención a las necesidades aún pendientes de los pacientes han derivado en magníficas contribuciones en el campo de la salud. A continuación, Mayo Clinic Ventures y sus colaboradores comerciales presentan solamente 10 de estos aportes.

  1. EL ESCÁNER QUE SIENTE A LA PERSONA

La tecnología por imágenes puede informar que algo está fuera de lo normal, pero no aporta datos a los médicos acerca de la salud de los tejidos. Muchas enfermedades producen fibrosis y dañan órganos y tejidos, pero examinar la extensión de dichos daños generalmente requiere de biopsias invasivas o de cirugías. Por ello, los médicos y los científicos de Mayo inventaron una nueva manera de examinar la flexibilidad tisular, llamada elastografía por resonancia magnética, a fin de brindar una alternativa más cómoda y barata. Es una técnica por imágenes, con un dispositivo parecido al remo de un bote que emite vibraciones de baja frecuencia y las dirige hacia el tejido en estudio. Las vibraciones se desplazan a través del tejido a diferentes velocidades, dependiendo de las características tisulares. La técnica tiene la capacidad de evaluar el nivel de fibrosis en el hígado o de brindar más información antes de una cirugía cerebral.

  1. EXPEDIENTES MÉDICOS DE URGENCIA EN UN SANTIAMÉN

Cuando alguien se encuentra en la unidad de cuidados intensivos, los proveedores de atención médica recolectan información lo más rápido posible para tomar las decisiones correctas cuanto antes. Sin embargo, depurar toda esa información puede llevar tiempo. A fin de alcanzar mayor eficiencia, los médicos y los científicos de Mayo crearon una interfaz de software que resalta lo más importante en la información reciente. El software, llamado Ambient Warning and Response Evaluation (Alerta ambiental y evaluación de respuesta, o AWARE, por sus siglas en inglés), reduce el tiempo que necesitan los proveedores de atención médica para tomar decisiones, así como la cantidad de errores médicos que pueden ocurrir ante situaciones vertiginosas.

  1. SENSOR DEL LATIDO

Un latido cardíaco estable es algo que muchos dan por descontado. Sin embargo, para quienes padecen insuficiencia cardíaca, la irregularidad ocasional del latido cardíaco puede ser inquietante, además del dolor del pecho, del mareo o del aturdimiento que suelen acompañarla. En esos casos, un poco más de vigilancia puede brindar mucho alivio. Con el propósito de mejorar el cuidado de estos pacientes, los médicos y los bioingenieros de Mayo Clinic trabajaron conjuntamente para encontrar una forma de vigilar el ritmo cardíaco a distancia, durante todo el día y todos los días. En colaboración con expertos en tecnología informática, crearon el BodyGuardian (guardián corporal) y lo empezaron a usar en el año 2015. Este monitor cardíaco con forma de cuadrado se adhiere a una tira plástica llena de electrodos y envía los datos a un teléfono inteligente que los transmite a un servidor. El teléfono inteligente está destinado exclusivamente para este fin y los pacientes lo reciben junto con el monitor. Este dispositivo de control permite vigilar a los pacientes como si estuviesen dentro del hospital, pero lo hace mientras ellos disfrutan de su actividad cotidiana.

  1. TRANQUILIDAD SIN EL PREPARADO

El cáncer de colon puede empezar con pequeñas aglomeraciones de células en el intestino grueso, conocidas como pólipos. Debido a que producen muy pocos síntomas, es difícil detectarlos y, por ello, es importante realizar el examen del colon llamado colonoscopia. Sin embargo, las colonoscopias requieren invertir un tiempo que algunos no pueden, o no desean, dar. Prepararse para la colonoscopia implica hacer cambios en la alimentación y seguir un proceso para limpiar el colon hasta el máximo posible. Al añadir el tiempo necesario para realizar el procedimiento mismo, muchas personas simplemente optan por postergar el examen. Los investigadores de Mayo Clinic crearon, entonces, otra alternativa basada en el hecho de que, igual que todas las células del colon, los pólipos también reemplazan a las células viejas con nuevas; esas células viejas del colon (y de todo pólipo) salen del cuerpo a través de los desechos humanos, o sea, de la defecación. Al analizar en las heces el ADN específico al cáncer y las células sanguíneas, el Cologuard evalúa el riesgo de esa persona para cáncer de colon.

  1. LUZ VERDE A LA AYUDA PARA LA SALUD MENTAL

Cuando alguien necesita ayuda para la salud mental, la requiere con prontitud. Sin embargo, los pacientes que desean recibir tratamiento para depresión, estrés postraumático o esquizofrenia generalmente deben intentar con varios medicamentos y dosis, antes de encontrar algo que funcione. Deseosos de llegar cuanto antes al fármaco correcto y a la cantidad correcta, los médicos y los científicos de Mayo Clinic empezaron a investigar la función de los genes en este proceso, debido a que los genes imparten las instrucciones para producir proteínas, y las proteínas, a su vez, realizan tareas que incluyen descomponer fármacos y transportar sustancias como el neurotransmisor llamado serotonina. Luego, los científicos pusieron en la mira a cinco genes y fármacos que, en conjunto, ofrecían miles de variaciones al tratamiento. Los pacientes ahora recolectan células de sus mejillas y esa muestra se examina mediante el GeneSight para ver qué versión tienen de los genes en la mira y cómo interacciona esa configuración con los fármacos disponibles para esa afección. Los resultados del examen, etiquetados de rojo, amarillo y verde, indican claramente cuál fármaco tiene probabilidades de funcionar mejor, lo cual permite a los pacientes recuperar su vida normal con mayor rapidez.

  1. ELECTRIZAR AL DOLOR CRÓNICO

Los investigadores dicen que, entre los ancianos estadounidenses, es común ver que el dolor continúa después de una cirugía o de otro tipo de esfuerzo. Para muchos, esto puede constituir una lucha diaria y un camino a traspiés entre uno y otro tratamiento. La estimulación directa de la médula espinal es un tratamiento posible para este tipo de dolor que no depende de los opioides. Por ello, un equipo de médicos y científicos de Mayo Clinic ayudó a desarrollar ese tipo de dispositivo, que ahora se vende bajo el nombre de sistema Nevro Senza. A los pacientes con dolor crónico difícil de controlar, se les puede aplicar varias frecuencias de estimulación eléctrica en la médula espinal. Las descargas interfieren en diversos grados con las señales de dolor procedentes de los nervios, y los pacientes usan un controlador para fijar la frecuencia, según lo que sienten.

  1. RESTABLECER EL EQUILIBRIO

Los oídos tienen un complejo mecanismo que siente la posición de la cabeza y se conoce como sistema vestibular, que percibe el movimiento de la cabeza y comunica continuamente esa información a las neuronas cerebrales. Esos datos, sumados a los informes recibidos de los ojos y de los nervios sensitivos, sirven para mantenernos verdaderamente equilibrados. Sin embargo, en algunos casos, como en las simulaciones o en la realidad virtual, el sistema se descompone. Los síntomas resultantes de mareo por movimiento, o cinetosis, pueden reducir la calidad de vida y, en el caso de los pilotos, el rendimiento. A fin de solucionar este problema, el equipo del Laboratorio de Investigación Vestibular y Medicina Aeroespacial de Mayo Clinic en Arizona desarrolló la estimulación vestibular galvánica, que funciona de la siguiente manera: se coloca en la cabeza cuatro electrodos que envían al oído medio descargas eléctricas coincidentes con los movimientos que ven los ojos y eso hace que las neuronas cerebrales crean que el cuerpo está en movimiento. El método, cuya patente le pertenece a Mayo y su licencia se concedió a vMocion, puede estabilizar físicamente a la persona porque sincroniza al sistema del oído interno encargado del equilibrio con el informe emitido por los ojos.

  1. APACIGUAR AL ANILLO DE FUEGO DEL REFLUJO

Los líquidos estomacales que refluyen hacia el esófago producen molestias e irritación en millones de personas. Cuando esto ocurre con frecuencia, la afección se conoce como enfermedad de reflujo gastroesofágico o ERGE. Es el primer paso por un camino que puede llevar a sufrir daños en el esófago y a una afección precancerosa conocida como esófago de Barrett. El ácido estomacal normalmente no entra al esófago porque un anillo muscular le obstaculiza el paso, y esos músculos mantienen cerrado el esófago hasta que la presión los obliga a abrirse. Sin embargo, cuando el anillo se afloja, el ácido estomacal puede refluir dentro del esófago. A fin de imitar la acción de estos músculos en quienes sufren de ERGE, los médicos y los científicos de Mayo Clinic colaboraron en la creación de un anillo de cuentas magnéticas.  El dispositivo se conoce como Linx y tiene un diámetro de aproximadamente 2,5 cm o 1 pulgada (similar a una moneda de 25 centavos estadounidenses). Todas las cuentas magnéticas descansan una sobre la otra, pero pueden expandirse para abrir paso a la comida, la bebida, el aire (eructos) y el vómito.

  1. AYUDA PARA UNA TRISTE REALIDAD EN EL BAÑO

No es consecuencia del parto y es sumamente común: es la incontinencia fecal, o sea, la incapacidad de controlar la evacuación de las heces y es un problema que los pacientes casi siempre suelen afrontar solos, incluso cuando merma su calidad de vida. En Mayo Clinic, los médicos y los científicos se han esforzado por definir este problema, por encontrar mejores formas de obtener imágenes de los músculos encargados de la evacuación y por elaborar mejores medios de diagnóstico. Uno de esos medios es el manómetro anal. Este dispositivo desarrollado en Mayo es portátil y brinda resultados rápidos. Se espera que al ofrecer mejores alternativas de diagnóstico, los pacientes puedan recibir oportunamente los cuidados de apoyo que necesitan para este problema de salud.

  1. LECTURA RÁPIDA DEL CEREBRO

Las conmociones cerebrales y las repercusiones que conllevan para el cerebro a largo plazo preocupan mucho a los deportistas y sus familiares. Los expertos de Mayo dicen que los deportistas jóvenes, quienes corren especial riesgo, demoran más tiempo en recuperarse. Por lo tanto, para evaluar la conmoción cerebral en los deportistas, los investigadores de Mayo Clinic colaboraron en la validación de una prueba simple y universal que se aplica cuando un jugador sufre lesiones en el cerebro. La prueba sencilla y veloz consiste en pedir al deportista que lea una serie de números lo más rápido posible. Parece una tarea sencilla, pero la prueba exige combinar movimientos oculares con palabras, lenguaje y concentración, todo lo cual puede alterarse con la conmoción cerebral. Antes del juego, se obtienen puntajes de base para que, en caso de sospechar que el deportista sufrió una conmoción cerebral, se le administre la prueba llamada prueba de King-Devick a fin de comparar ambos resultados. Si el deportista sufrió una lesión cerebral, leerá los números más lentamente de como lo hizo durante la prueba inicial para la obtención de los puntajes basales.

La reseña anterior muestra tan solo una pequeña selección de las innovaciones que los esfuerzos de muchos miembros de Mayo Clinic permiten convertir en aplicaciones clínicas. El grupo encargado de negociar acuerdos con entidades externas para convertir estas innovaciones en productos es Mayo Clinic Ventures. En los últimos 30 años, Mayo Clinic Ventures ha generado más de 600 millones de dólares a través de esas actividades. Una parte considerable de los fondos sirve para sustentar las iniciativas de Mayo en investigación y educación. La inversión que realiza Mayo Clinic en la infraestructura para que los avances en las ciencias básicas se traduzcan en prácticas clínicas, le permite tener un enorme efecto en la atención médica y priorizar las necesidades de los pacientes con enfermedades complejas.

– Sara Tiner, 10 de febrero de 2018